El Kibalion_ Introducción

Posted by El Alquimista | Posted in | Posted on 19:37

Reacciones: 

0


El Kibalion de Hermes Trismegisto no es la anunciación de ninguna filosofía, ni tampoco ninguna doctrina especial, más bien es una exégesis de la verdad.

Me gustaría que según lo fuésemos leyendo, fuésemos haciendo nuestra propia eiségesis para contrastarla, con las escrituras del Kibalion.

¿Para que nos sirve el Kibalion?, es mas bien un conciliador de los tópicos de los conocimientos ocultos.

Seguramente desanime a mas de uno todos los escritos, ya que estas enseñanzas suelen ser contradictorias y paradójicas.

La intención de estas enseñanzas no es levantar un templo de sabiduría, pero si dar la llave maestra para abrir el templo del misterio.

La obra de Hermes ha sido celosamente guardada por unos pocos hombres en cada época, ofreciéndonos así, sus enseñanzas intactas a como el las escribió.

En los diversos países de la tierra, siempre han existido entre generaciones algunos iniciados que han conservado la llama de las enseñanzas herméticas.

Hay un párrafo entre la conservación de estos papiros en donde dice:
"¡Oh, no dejes extinguirse la llama. Sustentada por Generación tras Generación en su oscura caverna - en sus templos Sagrados sustentada. Nutrida por puros Sacerdotes de amor - no dejes extinguirse la llama!.

También se encuentran frases como estas: “Cuando el oído es capaz de oír, entonces viene los labios que han de llenarlos de sabiduría”.

Esos oídos incapaces de comprender, son los que siempre han criticado a los herméticos, haciendo circular públicamente que estos nunca han expresado claramente el verdadero espíritu de sus enseñanzas.

Una retrospectiva mirada a la historia demostrara la sabiduría de los maestros, los cuales conocían la locura que era, el simple echo de intentar expresar y explicar estas enseñanzas a personas que no están ni estaban preparadas para recibirlas.

Por el contrario y muy alejado de la verdad, los herméticos ni se sentían ni eran mártires, a la contra han permanecido siempre en silencio y en retiros, ante los esfuerzos de algunos que pensaban e imaginaban, en su ardiente entusiasmo, que podían forzar a un raza de bárbaros a admitir verdades que solo pueden comprender los que están muy avanzados en el sendero.

Todavía el espíritu de persecución a estas enseñanzas no descansa en la tierra, hay ciertas enseñanzas herméticas que , si se divulgaran hoy en día, atraería sobre los divulgados un griterío de odio y el desprecio de las multitudes, y volverían a gritar ¡¡¡ Crucificadlo !!!, ¡¡¡ Crucificadlo !!!.


Composición propia Escrito de Los tres iniciados

Comments (0)