Escritos sobre reencarnación

Posted by El Alquimista | Posted in | Posted on 19:25

Reacciones: 

0


Es un escrito de una de las investigadoras de este país os lo pongo aquí a ver que os parece, el nombre de la investigadora y periodista es Cristina Candela y su Web es: www.cristinacandela.com. de donde esta sacado este escrito realizado por ella.

La reencarnación

¿Qué es?...

La reencarnación es una creencia que está muy difundida entre las religiones orientales como pueden ser la budista o la hinduista. Como su propio nombre indica, se basa en la encarnación del alma en un nuevo cuerpo físico. Según este credo, al morir una persona, el alma se separa de su cuerpo y regresa más adelante en otro para experimentar una nueva vida terrenal y continuar con su desarrollo espiritual.

Según estas culturas, el principal objetivo de la reencarnación es alcanzar su máximo nivel evolutivo a nivel espiritual, razón por la que debe pasar por distintas vidas corpóreas para alcanzar su perfección.

¿Por qué no recordamos vidas anteriores?

La mayoría de la personas no se acuerdan de sus supuestas vidas anteriores. Tan sólo una minoría, sobre todo en la infancia, tiene recuerdos. Además, bien es sabido que estos niños van olvidando datos a medida que van creciendo y se les va imponiendo la razón y la lógica.

Las religiones orientales nos dan una explicación bastante lógica y coherente al hecho de no poder rememorar estas vidas pasadas. Si nos acordáramos de otras encarnaciones, podríamos vernos fuertemente influenciados por ellas en la vida presente. Por ejemplo, saber que una persona pudo ser un asesino, o por el contrario haber muerto asesinado, supondría un gran lastre para vivir el presente.

Sin embargo no hace falta acudir a casos tan extremos para darse cuenta de qué forma podrían condicionarnos esos conocimientos. Tan sólo hay que pensar sobre como podría afectar a un niño, y como consecuencia al resto de la familia, saber que sus padres pudieron ser sus biznietos o sus nietos, o que sus padres fueron otros.

No obstante, los doctos en la materia, aseguran que muchos de los sucesos que vivimos en vidas anteriores, nos siguen influyendo en ésta. Como anécdota podemos comentar que muchas de las fobias que tenemos ahora y que aparentemente no tienen explicación, podrían tener su origen en vidas pasadas. De hecho, existen casos donde esto parece ponerse de manifiesto. Entre los muchos testimonios que nos han llegado, existe uno de una persona que tenía un miedo terrible a volar. Gracias a una regresión hipnótica se supo que en una de sus encarnaciones fue un piloto de aviación de guerra y que su avión fue derribado en combate. O también existe otro caso interesante donde un señor padecía una terrible fobia al agua y con una regresión se determinó que en otra vida se había ahogado.

¿Podemos reencarnarnos en un animal?

Efectivamente existe una creencia dentro del mundo de la reencarnación, llamada metempsicosis, que asegura que se puede retroceder y encarnarse en un animal o incluso en una planta. Esto ocurriría en casos muy extremos donde una persona tendría que regresar al inicio del camino porque la base de todo lo aprendido estaba mal.

De todas formas esto es una conjetura. Hay miles de personas que nos han aportado testimonios sobre sus antiguas encarnaciones con datos comprobables, pero desde luego, ninguna planta u animal nos ha contado, hasta el momento, qué fue en su otra vida o como le fue.

Existe mucha gente que no está de acuerdo con esta hipótesis por una razón muy sencilla. Cuando un niño está en el colegio, va pasando de curso a medida que va alcanzando los objetivos establecidos. En el momento en el que no cumpliera los requisitos requeridos, ese alumno volvería a repetir curso, pero desde luego no lo trasladarían a otro curso inferior. Con la reencarnación pasaría exactamente lo mismo.

¿Se pueden recordar vidas anteriores mediante alguna técnica como por ejemplo la hipnosis?

Sí. Dentro de la hipnosis existe una especialidad que es la regresión hipnótica. Por este método, se puede inducir a una persona para que regrese a vidas anteriores y las recuerde.

De todas formas es importante señalar y hacer hincapié en que un sujeto en estado hipnótico puede decir su verdad, pero en muchas ocasiones esa verdad no corresponde a la realidad. Además se sabe científicamente que cuando el cerebro conoce un primer y último dato sobre algo, éste se inventa todo lo que ha ocurrido en medio para dar a esa historia una continuidad. Por lo tanto, si en estado de trance se conoce el inicio de un hecho – vida actual- y se le pide a la persona que describa su vida pasada, el cerebro buscaría en sus archivos tal información. Al no tenerla, y verse “forzado” a dar una respuesta, inconscientemente la inventaría (falsos recuerdos).

De hecho en muchas ocasiones, las personas recrean situaciones históricas cuando están en estado hipnótico, y se las hacen propias.

Por lo tanto, tan sólo podemos tener en cuenta aquellos testimonios que nos aporten datos que puedan ser confirmados, como fechas, lugares, nombres.

¿Cómo se puede entonces comprobar la veracidad de una supuesta reencarnación?

En primer lugar habría que eliminar toda la posibilidad de fraude. Hay muchos casos donde los deseos de alguien por ser el centro de atención, les ha llevado a inventarse historias estrafalarias de todo tipo.

En segundo lugar se tendrían que descartar todas las causas naturales posibles como las enfermedades mentales, los falsos recuerdos que he comentado antes, sensaciones del conocido Deja vú que tienen una explicación científica y nada tienen que ver con la reencarnación, etc.

Por último, las personas que dicen estar reencarnados, sobre todo los niños, reinciden en puntos muy concretos:

- Afirman ser otra persona y muchas veces se refieren a ella en primera persona.

- Recuerdan con mayor intensidad el momento de la muerte de su antigua encarnación.

- Algunos de ellos presentan marcas de nacimiento y cicatrices justo en el mismo lugar donde se las hicieron en sus vidas pasadas.

- Son capaces de dar datos concretos como nombres, fechas y lugares.

- Y un punto muy importante es que casi todos quieren buscar a su antigua familia. Cuando encuentran a su antigua familia, si aún está viva, son totalmente capaces de recordar los nombres de cada uno de los miembros, conocen perfectamente la casa donde vivieron, saben donde están o estaban sus cosas guardadas y recuerdan con bastante claridad hechos de su vida anterior.

¿Vamos a estar reencarnándonos durante toda la eternidad?

Según los creyentes de la Reencarnación, no. Cada vida sería para el alma un curso de aprendizaje y evolución. En el momento en el que alcanzáramos un gran nivel de desarrollo evolutivo, el alma se “graduaría”, y dejaría la escuela para unirse a la gran energía creadora.

Con lo cual, cada alma tendría que vivir un número diferente de vidas, dependiendo de la rapidez con la que vaya aprendiendo, avanzando y evolucionando.

Por otro lado, las personas que creen en la reencarnación, aseguran que en ciertos casos, como por ejemplo el de los lamas que ya han llegado a tener un alto nivel vibracional y que no necesitarían volver a un cuerpo físico, pueden llegar a encarnarse voluntariamente para ayudar a los demás.

También se dice que toda alma elige antes de nacer, la familia con la que quiere estar y los acontecimientos que quiere vivir o experimentar. Sería como si cada uno tuviera la oportunidad de elegir el ritmo deseado en su evolución dependiendo de los acontecimientos que escoja.

Cristina Candela

Comentarios
Añadir nuevo

Comments (0)